TIPS PARA ELEGIR EL DESODORANTE ADECUADO

TIPS PARA ELEGIR EL DESODORANTE ADECUADO

El desodorante es un producto que utilizamos con regularidad. Sin embargo, contamos con tantas versiones dentro del mercado que muchas veces se nos hace difícil elegir el adecuado. Por eso, en esta ocasión, te daremos algunos tips a tener en cuenta para optar por el producto correcto.

Primero es importante que sepamos que el desodorante NO es lo mismo que un antitranspirante. El desodorante contiene alcohol y perfume y su función es la de neutralizar el olor de la axila. Su efecto dura solo lo que dura el perfume. En cambio, el antitranspirante sirve para bloquear total o parcialmente la aparición de sudor en la axila. Esto se logra gracias a las sales de aluminio y su tiempo de acción es más prolongado, generalmente hasta por 24 horas. También existe una gran variedad de productos que cumplen con las dos funciones.

Ahora que sabés la diferencia entre un desodorante y un antitranspirante, también hay que tener en cuenta las características de tu piel (olor corporal, nivel de sudoración, tipo de piel) y tus hábitos; si haces actividad física, si sos sedentario, qué tipo de actividad desarrollas diariamente. Así, por ejemplo, si tenés piel sensible, es mejor optar por un producto que no contenga alcohol ni perfume en su composición, ya que estos componentes suelen irritar la piel. En cambio, si pasas muchas horas sentado, un desodorante que neutralice los olores será suficiente. También existen desodorantes específicos para los deportistas u otros que no manchan la ropa, ideales para personas que pasan más tiempo en la oficina.

En el mercado existen diferentes formatos de desodorantes, te contamos cuáles son:

  • En spray o aerosol: muy fácil de aplicar, existen de muchas fragancias, suelen tener más alcohol y perfume que los demás.
  • En roll-on: de fácil aplicación, genera una sensación de frescor y es recomendable para pieles sensibles.
  • En barra: muy cómodo para llevar de viaje y usarlo todos los días. Adecuado para todo tipo de piel, especialmente para pieles secas por su poder de humectación.
  • En crema: su aplicación es más laboriosa pero es ideal para utilizar en áreas más extensas o zonas concretas de hipersudoración como la nuca, el torso, etc.

El desodorante ideal, entonces, será el que se adapte a tus actividades diarias y a tu tipo de piel, sin que altere su equilibrio, que humecte y no produzca irritación, picazón o prurito.

Seguinos en